Érase una vez, en un reino lejano, un joven que entró en un bosque y le dijo a su maestro espiritual: “Quiero poseer riqueza ilimitada para poder ayudar al mundo. Por favor, dime, ¿cuál es el secreto para generar abundancia? “

El maestro espiritual respondió: “Hay dos diosas que viven en los corazones de los seres humanos. Todos están profundamente enamorados de estas dos entidades supremas. Pero ellas están envueltas en un secreto que debe ser revelado, y que te contaré cual es. Con una sonrisa, el maestro continuó.” A pesar de que ames a las dos diosas, debe prestar más atención a una de ellas, la Diosa del Conocimiento, cuyo nombre es Sarasvati. Persíguela, enámorala, dedícate a ella. La otra diosa, llamada Lakshmi, es la de la riqueza. Cuando le das más atención a Sarasvati, Lakshmi, se queda extremadamente celosa, y hace todo lo posible para conseguir tu afecto. Así que cuanto más se busca la diosa del conocimiento, más la diosa de la riqueza quiere entregarse a ti. Ella te seguirá donde quiera que vayas y nunca te abandonará. Y la riqueza que deseas será tuya para siempre “.

Hay poder en el conocimiento, en el deseo y en el espíritu. Y ese poder que está con vosotros es la clave para crear prosperidad.

 

Cada uno de nosotros puede tener una idea muy distinta de lo que es la prosperidad. Para ti, ¿Qué es la prosperidad?