movilizados

¿Dónde pone usted la sal?

Un viejo maestro le preguntó a un joven triste que pusiera un puñado de sal en un vaso de agua y la bebiera. – Le preguntó al joven: ¿A qué sabe? – Muy salada – dijo el joven. El Maestro sonrió y pidió al joven que tomara otro puñado de sal y la llevase a un lago. Los dos caminaron en silencio y el joven tiró la sal a las aguas del lago.

EL CIENTÍFICO Y EL MUNDO

Un científico vivía preocupado por los problemas del mundo y estaba decidido a encontrar la forma de minorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas a sus preguntas. Un día, su hijo de siete años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico nervioso por la interrupción trató de conseguir que el niño se fuera a jugar a otro lugar. Viendo que sería imposible sacarlo de su laboratorio, el padre buscó algo qué ofrecerle al niño con el fin de distraer su atención. De repente se encontró con el mapa del mundo, que podía ser una buena solución para distraer al niño.

Coaching en ventas

Coaching en ventas en Barcelona es útil ya que, los cada vez más vertiginosos cambios del mundo empresarial, requieren de los profesionales vinculados a ventas, Flexibilidad, para asumir e impulsar la consecución de nuevos objetivos, Creatividad, para dar respuesta a los nuevos retos, Formación específica en ventas, lo que incluye aspectos técnicos y de relación. dedicación y compromiso.

Coaching en ventas nos permite acompañar a los Profesionales de Ventas, Ejecutivos de Cuentas, Directores Comerciales, en su desarrollo en el ámbito profesional a través de sesiones personalizadas de coaching. Coaching en ventas en Barcelona acompaña al profesional en el cumplimiento de objetivos centrados en entornos de alto rendimiento.

El coach le acompaña en el despliegue de sus potencialidades a través de la toma de conciencia de sus objetivos y la valoración de las opciones que le permiten su consecución, potenciando las creencias que le ayudarán y revisando las que le apartan del objetivo.

La toma de responsabilidad, impulsada en las sesiones de coaching en ventas, por parte del profesional en la consecución de las metas planteadas y su participación activa en el proceso le permiten evaluar sus progresos como Director Comercial, Profesional de Ventas o Ejecutivo de Cuentas.

“La única cosa valiosa es la intuición” – Albert Einstein

Coaching en ventas es una relación de compromiso, donde coach y cliente verifican los avances durante el proceso de acompañamiento, desde el primer momento.

Coaching en ventas le da Beneficios “tangibles” al vendedor profesional y al Ejecutivo de cuentas. Coaching en ventas le ofrece soporte para:

  • Tomar conciencia de los diferentes enfoques y posibilidades para avanzar en la consecución de sus objetivos de ventas, en sesiones de coaching personalizadas.

  • Reflexionar, Revisar y desarrollar en las sesiones de coaching, su estilo como vendedor, en sesiones de coaching semanales.

  • Desarrollar y reforzar, en sesiones personalizadas de coaching, habilidades en comunicación para obtener el máximo rendimiento en sus gestiones comerciales como vendedor.

  • Tratar las creencias limitadoras que le impiden avanzar y potenciar nuevas creencias. Aspecto clave en el proceso de coaching.

  • Revisar los diferentes enfoques para conciliar vida laboral y personal. Su proceso de coaching atiende a la “ecología de su entorno”.

  • Concretar su Plan de acción.

El sabio y el pájarito

Cerca de un pequeño pueblo, había una casa muy sencilla, en lo alto de las montañas, donde vivía un viejo, sabio, narrador, un ser querido y respetado por todos los que vivían en esa región.

La importancia de las emociones.

Cuando decimos que alguien es inteligente, basta pensar en el tipo de persona que tiene el perfil de uno de los personajes de la serie “Big Bang Theory”. Para aquellos no familiarizados, este programa de televisión es una divertida comedia que muestra la vida cotidiana de las personas extremadamente inteligentes jóvenes: los astrónomos académicos e ingenieros que tienen el estereotipo del empollón.

 

El tipo de inteligencia de estos personajes es lo que establece el IQ (Coeficiente Intelectual). Un concepto antiguo que sirvió durante muchos años como un punto de referencia para predecir el éxito de un individuo. Sin embargo, en los últimos años cada vez más estudiosos se dieron cuenta de que el coeficiente intelectual gira en torno a un estrecho rango de habilidades y que un buen rendimiento en una prueba es un factor de previsión más directo al éxito académico y no necesariamente en la vida. A partir de esto surgió una visión más amplia de la inteligencia, tratando de reinventarse en términos de lo que se necesita para vivir bien la vida.

 

Hoy en día se tiene una visión multifacética de la inteligencia. Hay un número limitado de la multiplicidad de las capacidades humanas. Sin embargo, un concepto que ha tenido cada vez más fuerza es el concepto de inteligencia emocional o EQ (cociente emocional). Porque la correlación entre QE y una vida de éxito es alta. Es decir, se han dado cuenta de que la gente que mejor sabe manejar sus emociones es más fácil de relacionarse con la gente, perseguir sus objetivos, trata la adversidad, y son más resistentes.

E.inteligencia-emocional

 

La inteligencia emocional es un conjunto de habilidades relacionadas con la forma en que tratamos con nuestras emociones y la de los demás. Se puede definir por las siguientes capacidades:

  • Conocer las propias emociones

  • Motivarte a ti mismo

  • Hacer frente a las emociones

  • Reconocer las emociones en los demás

  • Manejar las relaciones

 

En el proceso de coaching, la Inteligencia Emocional es un tema que aparece con frecuencia. Por lo general, no viene con este nombre, pero la demanda de las personas que se dan cuenta de que tienen que desarrollar ciertas habilidades para lograr sus objetivos es muy alta.

 

En el ambiente del trabajo, el impacto de este tipo de inteligencia es determinante. Hoy en día el mercado valora profesionales motivados que puedan manejar la adiversidad, que sean asertivos, que hagan una crítica constructiva y que sepan comunicar de manera eficiente. Los verdaderos líderes no obligan a su equipo, sino que inspiran.

 

Según Goleman, “Las personas con la práctica emocional bien desarrollada es más probable que se sientan satisfechos y sean más eficientes en sus vidas, y tengan el dominio de los hábitos mentales que fomenten su productividad; aquellos que no pueden ejercer ningún control sobre su vida emocional libran batallas internas que sabotean la capacidad de atención en el trabajo y la claridad de pensamiento “

 

Así que si quieres ser más inteligente, pon el foco en las habilidades que constituyen la inteligencia emocional. Presta atención a lo que sientes, pregúntate cómo puedes tratarte con más emoción, observa lo que te motiva y destierra tus emociones aflictivas. Estate abierto a los demás y trata de ponerte en el lugar de la otra persona para comprenderla más ampliamente, practica la escucha, recuerda que tener opiniones diferenciadas de tus interlocutores es relativamente frecuente y normal.

 

Con la gestión de tus emociones y la de los demás, probablemente tu felicidad está en juego.

 

La vida personal y laboral: ¿Dónde está el equilibrio?

Existe un hilo común entre los coachees: la búsqueda del equilibrio entre el trabajo y la vida personal. La carga de trabajo es cada vez mayor, los equipos son más exigentes, los objetivos más osados, el salario retenido o incluso inferior  y no siempre los entornos de trabajo fomentan el equilibrio emocional.

La pequeña caja

Una vez, un agricultor, molesto por la baja productividad de su granja, decidió buscar un sabio para ayudarle con su problema.

Al llegar a la casa del sabio, le explicó su problema. El sabio entonces escribió algo en un pedazo de papel y lo colocó en una pequeña caja. Luego la cerró y la selló con cera caliente. Hecho esto, le entregó la cajitaa al agricultor diciendo:

- “Toma esta caja y llévala por todos los lados de su granja tres veces al día durante un año, pero nunca la abras.”

Encuentra tu tribu

“Eres la media de las cinco personas con las que pasas más tiempo” Jim Rohn.

 

Randy Netthan nos cuenta esto:

“Durante la mayor parte de mi vida, yo era sedentario. Pero en el año 2009 tuve la oportunidad de estudiar en una escuela deportiva en Escocia, donde vivía con personas físicamente activas y mis mejores amigos eran profesores de educación física. Yo tenía alrededor de tres horas de ejercicio al día, y recuerdo que, a partir del tercer mes de esta rutina, alguien me preguntó por qué había llevado una vida sedentaria antes. Yo estaba tan atrapado en ese ambiente, que no podía responder por qué.

Después de pensar un poco, recordé cómo era mi día a día antes de viajar a Escocia. Y me di cuenta que el ejercicio nunca ha sido una prioridad en el entorno en el que vivía. Mi familia y amigos no eran deportistas, entonces, ¿qué es aceptable y normal para mí?”.

 

El desafío del leñador

Se dice que un joven leñador quedó impresionado con la eficiencia y la rapidez con la que un viejo y experimentado hombre de los bosques de la región donde vivía, cortaba y apilaba madera de árboles cortados. El joven lo admiraba, y su deseo permanente era que un día llegase a ser tan bueno, si no mejor, que el hombre en el arte de cortar madera.

Un día, el joven decidió buscar el viejo leñador, con el fin de aprender con quien sabia más. Por fin, podría convertirse en el mejor leñador que esa ciudad hubiera oído nunca. Después de unos días de aprendizaje, el joven decidió que ya sabía todo, y que ese hombre no era tan bueno como se decía. Impetuoso, desafió al viejo leñador a una apuesta: en un día de trabajo, quién cortará más árboles.

El leñador experimentado aceptó, sabiendo que sería una oportunidad de dar una lección al joven arrogante. Allá quedaron los dos para decidir quién sería el mejor. Por un lado, el joven, fuerte, robusto e incansable, él permaneció firme, y taló árboles sin parar. Por otro, el viejo leñador que llevaba a cabo su trabajo, tranquilo, muy firme y sin mostrar fatiga.

En un momento, el joven miró hacia atrás para ver qué hacía el viejo leñador, y cuál fue su sorpresa al verlo sentado. El joven sonrió y pensó: Además de viejo y cansado, está haciendo tonterías. ¿No es consciente que nos encontramos en una apuesta? Así que continuó cortando madera sin parar, sin descansar un minuto.

Al final del tiempo programado, se encontraron los dos y los representantes del jurado empezaron a hacer recuento y medición. Para la admiración de todos, se encontró que el anciano había cortado casi el doble de árboles que el joven retador.

Éste, sorprendido y molesto al mismo tiempo, le preguntó cuál era el secreto para cortar tantos árboles, si una o dos veces se detuvo a mirar, y lo vio sentado y tranquilo.

Él, por el contrario, no se había detenido ni descansado una sola vez. El viejo, sabiamente, le dijo:

- Cada vez que me veías sentado, yo no estaba sólo sentado, descansando. Yo estaba afilando mi hacha!

 

PARA REFLEXIONAR:

Cuando llegamos a determinados momentos de nuestra vida, como el final de otro año de trabajo, después de las vacaciones de verano o cuando llevamos tiempo intentando conseguir objetivos sin éxito sin preguntarnos si estaremos utilizando las mejores estrategias, si nuestra actitud es la correcta, si nuestros estados mentales están alineados con nuestras acciones para conseguir esas metas que tanto se resisten,  esta metáfora puede ser útil.

Habitualmente creemos que no podemos parar, que el tiempo es dinero y que detenernos es volver atrás, una perdida de tiempo. Estamos inmersos en una cultura que vive mentalmente más allá de su epidermis sin conceder importancia a lo que sucede de epidermis hacia dentro. Esta metáfora nos recuerda simplemente que parar, pensar, reflexionar, nos puede ayudar a ser más productivos en el trabajo y felices en nuestra vida cotidiana. Esta metafora nos recuerda que si afilamos el hacha, podemos empezar a cortar alguno de los circulos viciosos que están presentes en nuestra vida.

 

Si yo tuviera ocho horas para cortar un árbol, pasaría seis afilando mi hacha.” (Abraham Lincoln)

 

Coaching & PNL

¿Por qué Coaching con PNL?

El coaching es un proceso orientado hacia el futuro para lograr los objetivos que usted está dispuesto a trabajar.

Su objetivo es mejorar el rendimiento de los individuos (o grupo o empresa), la mejora de los resultados positivos a través de metodologías, herramientas y técnicas llevadas a cabo por un profesional (coach) en una asociación dinámica y sinérgica con el cliente (coachee).