Vídeo coaching semanal

Debate sobre el alojamiento.

En ventas como en la vida personal. La importancia de las herramientas de la comunicación.

 

En algunos templos japoneses zen, existe una vieja tradición: si un monje errante gana a uno de los monjes residentes en un debate sobre el budismo, puede pasar la noche en el templo. De lo contrario, tendrá que irse.

 

Había un templo en el norte de Japón a cargo de dos hermanos. El mayor era muy culto y el más jóven, sin embargo, era un poco tonto y sólo tenía un ojo.

 

Una noche, un monje errante pidió alojamiento a ellos. El hermano mayor estaba muy cansado porque había estudiado durante muchas horas. Así que le pidió al joven que fuera él a discutir: “Solicita que el diálogo sea en silencio”, dijo el anciano.

 

Poco después, el viajero regresó y le dijo al hermano mayor: “¡Qué hombre más maravilloso es su hermano. Brillantemente me ha ganado el debate. Por lo tanto, tengo que irme lejos. Buenas noches”.

10.file0001379279594

“Antes de salir”, dijo el anciano, “por favor dígame cómo fue el debate”. “Bueno”, dijo el viajero, “primero levanté un dedo simbolizando a Buda. Su hermano levantó dos dedos, simbolizando Buda y sus enseñanzas.

Entonces planté levantar tres dedos para representar a Buda, sus enseñanzas y sus discípulos. Y su hermano inteligentemente mostró su puño cerrado delante de mi cara, lo que indicaba que los tres vienen de una única realización.

Y dicho esto el viajero se fue.

 

Poco después llegó el hermano menor que parecia muy aburrido. “Me he enterado que ganaste el debate”, dijo el anciano. “De ninguna manera!” contestó el más joven “, ese viajero es un hombre muy desagradable.”

“Me cuentas cual fue el objeto de debate.”- dijo el mayor, “Y tanto”, dijo el joven, “en el momento en que me vió, levantó un dedo para insultarme, porque señalaba que sólo tengo un ojo. Pero debido a que él era un viajero lejano pensé que iba a ser cortés. Levanté los dos dedos, felicitándolo por tener dos ojos. En esto, que el miserable descortés levantó tres dedos para mostrar que nosotros dos juntos teníamos tres ojos.

Así que me enojé y le amenacé con darle un puñetazo en la nariz – por lo que se ha ido “.

El hermano mayor se rió.

 

Artículo extraido del libro “Ni el agua, ni la luna” de Bagwan Shree Rajneesh

¿Cómo comprobar si su interlocutor entiende lo que dice?

 

CAMBIOS – “La dificultad de asumir la impermanencia”

Siempre dicen que el mundo está cambiando y tenemos que cambiar si queremos seguir el ritmo de estos cambios.

También sabemos que no somos hoy lo que fuimos ayer, ni lo que seremos mañana. Las experiencias de hoy nos hacen diferente de ayer y mañana nos hará diferente hoy en día.

Todo esto sucede independientemente de nuestra voluntad. Como decía Heráclito 500 años antes de Cristo, “Ningún hombre puede bañarse en el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua del río serán los mismos”

Pero ¿qué pasa cuando queremos cambiar conscientemente porque nuestra conducta de hoy ya no está trayendo buenos resultados ni satisfacción para nuestra vida personal o profesional? o cuando recibimos retroalimentación qué tenemos que cambiar porque nuestra forma de hacer las cosas está afectando negativamente a otras personas, lo que interfiere en las relaciones profesionales o personales o que ya no satisface las necesidades de la empresa en la que trabajamos.

¿Cuántos de nosotros somos conscientes de la necesidad de estos cambios, pero no pueden realizarlos y siguen repitiendo los mismos comportamientos?

Hay un libro muy interesante sobre el tema, “Inmunidad a cambiar”, de Robert Kegan y Lisa Lahey, que habla sobre el hecho de que tenemos un sistema inmunológico que nos protege de los posibles peligros que pueden ser generados por un cambio.

Cuando tratamos de cambiar un hábito o comportamiento y no se puede, es porque de alguna manera este comportamiento no sabemos si trae algún beneficio y nosotros mismos nos protegemos de cualquier amenaza que pudiera estar expuesto si actuamos de otra manera.

 

Sobre la base de esta teoría, si desea hacer un cambio, ya sea en la vida personal o profesional y no está teniendo resultados, considere las siguientes preguntas:

- ¿Qué quiero cambiar de mi comportamiento?

- ¿Cuál es mi objetivo?

-¿Cómo sabré que estoy acercandome al objetivo?

- ¿Qué me aporta de positivo comportarme de la forma actual?

-¿Qué me aporta de negativo comportarme de la forma actual?

- ¿Qué es lo que me gustaría dejar si modificase este comportamiento?

- ¿Qué creencias están detrás de este comportamiento?

-¿Qué es lo peor que puede pasar si emprendo acciones para lograr el objetivo?

 

Al responder a estas preguntas puedes encontrar los recursos que necesitas para iniciar el movimiento y asentar las bases del cambio. Descubriras que el miedo y la inseguridad que conlleva salir del área de confort se desvanece paso a paso y la niebla del camino da paso a la claridad. Empezarás a asumir la impermanencia del mundo donde vives y aceptar el cambio como algo natural y consustancial al ser humano.

 

Coaching, Mentoring, Counseling, Consultoría, Terapia

 Todos los procesos de apoyo disponibles para contribuir a las personas y / o empresas hacia las posibilidades de expansión. ¿Cómo saber cuál es el más recomendable para cada situación?